9 EL PAIS DE LOS JAZMINES

cartago_4-697x400

 

“…Y seguían destilando experiencias mientras la nave les acercaba a las costas de Túnez, antigua Cartago, esa legendaria colonia fenicia que llegó a ser tan grande y poderosa que rivalizó con la misma Roma por la hegemonía del Mediterráneo.  La que según fuentes griegas y romanas fue fundada por la reina Dido, o Elisa, hija de un rey de Tiro inmortalizada en la Eneida por Virgilio…”

ruinas cartago

 

“…—Somos el país más pequeño del  Magreb.  Y a la vez el más tolerante y vanguardista,  porque fuimos los primero en abolir la esclavitud, en  adoptar una constitución, el primero en iniciar una revolución democrática, y  es el único en el que todavía sigue brillando la primavera árabe. Somos ¡El país del Jazmín y de las mil y una  noches!
Y con este esperanzador saludo de bienvenida se sienten afortunados y  dichosos de pisar las costas de ese mágico pequeño gran país africano ubicado entre las estribaciones de la cordillera del Atlas y el Mediterráneo
—Nuestro primer presidente  tras la independencia, respetado y venerado por todos nosotros, fue si no el único uno de los pocos hombres en el mundo que ostentaron el poder durante  30 años y se retiraron   sin poseer ninguna propiedad a su nombre ni a ninguno de sus hijos.
Todos tuvieron que reconocer que sí los hubo, estos se podrían contar con los dedos de la mano.
—En la primera constitución instituyó el uso del velo opcional, lo quitó de los colegios y levantó la prohibición de tomar o vender alcohol.
Y a la vez que le contaba esas peculiaridades que fueron condicionando su carácter, les iba  mostrando unas construcciones de piedra esparcidas sobre una colina  entre el verde de los árboles y un mar turquesa que se perfilaba en el horizonte  que a todos dejaron decepcionados, y algo confusos porque pocos vestigios quedaban  de esa orgullosa colonia que desafío el poder de Roma durante cuatro siglos…
Pero de todas estas maravillas que con tanto esmero les describía su entusiasta guía  solo  vieron algunas columnas  y bóvedas aisladas.   Para recomponer el resto al igual que avezados arqueólogos tuvieron que utilizar su imaginación.
Habibi les cuenta que al caer Roma fue invadida por los vándalos, derrotados los vándalos fue incorporada al imperio bizantino, conquistada por los árabes pasó a  formar  parte del califato omeya y abasí hasta que finalmente fue reconquistada por los bizantinos, quienes  con la  excusa de luchar contra la herejía la  arrasaron en  705  y redujeron a la próspera ciudad  nuevamente a cenizas como lo habían hecho sus antepasados  ocho siglos y medio atrás.  Sobre sus ruinas tuvo lugar la Octava Cruzada, aquí murió el rey San Luis de Francia en su camino hacia Tierra Santa.  Fue dominada por Barbarroja, por la España de Carlos V, subyugada por el Imperio Otomano, civilizada por Francia e invadida por la Alemania Nazi…”

jazmin-tunez

 

“…Recorren sus murallas con sus casas blancas  y vista espectacular y Habibi les lleva a un museo en la Medina, que recuerda una de sus páginas más dramáticas de su historia cuando una flota castellana junto a los caballeros de la Orden de Malta  lograron invadirla gracias a una ingeniosa estratagema de un taimado general español…”

“…Después de este triste episodio con el fin de  olvidar esta trágica página de su  historia se  alejan por  las callejuelas de la ciudad antigua hasta llegar a un  puerto con muelles ajardinados y tras recorrer  playas de arena blanca, entre palmerales y huertos  de naranjos y bergamotas llegan  a esta ciudad que no solo encandiló a magnates sino también a famosos de todo el mundo.
Lo  que más les sorprendió era la cantidad inmensa de jazmines  que decoraban las montañas, las calles, las casas, las tiendas, los puestos de los vendedores  y hasta los cabellos de las mujeres y que  parecían crecer en todos los recovecos y florecer en los sitios más insospechados. Y tomando delicadamente  en sus manos  una de esas perfumadas flores y aspirando fuerte como queriendo embriagarse con su aroma les dice.
—Todo el mundo cree que es autóctona porque aquí se enraizó con tanta fuerza, pero sólo nosotros sabemos que no lo es. —Y  susurra como confiándoles un  secreto celosamente guardado:
—Este  arbusto de flores perfumadas que se convirtió en nuestra  seña de identidad y su flor en nuestra  flor nacional  es un recuerdo de Al-Andalus, paraíso perdido para muchos de nuestros antepasados.  Los expulsados traían sus semillas escondidas entre sus ropas y los  capullos de seda en sus turbantes.
—Y a España en su corazón al igual que los sefardíes —añadió Gabriel.
Y era tal la cantidad de ese arbusto que a su ciudad le habían añadido el nombre de su  flor…”

djerba

“…Y todos van a isla de Djerba, unida a la tierra por una calzada romana,  famosa entre otras cosas porque el  mítico pirata Barbarroja había hecho en la isla su  base principal.
—Nacidos en las islas griegas del Mar Egeo, hijos de una musulmana  andalusí, Barbarroja  junto a sus hermanos fundaron una organización pirata….”

barbaroja

“…—Barbarroja es nuestro Robín Hood de los mares, se apoderaba  de barcos europeos que transportan granos y distribuía  alimentos por toda la costa. Liberaba  a los esclavos y cautivos musulmanes de las galeras, hundía naves y  rescataba a los moriscos que huían de España y los conducía a lugar seguro, asentándolos en las pequeñas poblaciones.
—Sí —dice Teresa—, fue la pesadilla de todos los cristianos y del imperio español. Y la obsesión de  Carlos V.  Éste le ofreció nombrarlo su almirante en jefe y hacerle gobernador de todos los territorios españoles en la costa de África, y al  rechazar desdeñosamente la  oferta,  su indignación fue tal que  el mismo en persona asedió Argel a pesar de todos los intentos de disuadirlo  tanto el veneciano Andrea Doria como el veterano Hernán Cortes…”

sinagogadjerba

“…Para Gabriel era el refugio donde se habían establecido sus antepasados tras la destrucción del primer Templo de Salomón.  Habibi le informa que aún siguen allí instalados desde ese entonces, y le muestra los restos de una comunidad judía milenaria   que conservaba intactas sus costumbres ancestrales y que parecía no haberse enterado  que ya no dominaba el mundo Babilonia y que había concluido su largo exilio. Pero sí sabían que el antisemitismo seguía igual de vivo que antaño en el mundo ya que su sinagoga había sufrido un ataque terrorista…”

tunez

“…Tras  recorrer una costa con extensas  playas de fina  arena y escarpadas rocas, apreciar  grandes  casas blancas con torreones, terrazas y porches colgadas de las piedras como queriendo precipitarse  al mar,  suben por un acantilado con vistas al golfo hasta llegar  al  pueblecito  de Sidi Bou Said que parecía salido de un cuento de hadas o de las mil y una noches, de  paredes blancas con  puertas, ventanas, rejas y faroles pintados de azul. Caminan entre esas calles adoquinadas envueltos en aromas de jazmines y azar, con geranios colgando de sus  balcones y buganvilias rojas, violetas o blancas trepando  por  sus muros, vallas, pérgolas, o celosías dando una nota de alegría y de color.
Señalándoles  esas  puertas pintadas de azul y  preciosamente labradas les dice:
—Las puertas son reflejo de la felicidad y prosperidad de cada hogar, se hacen con madera de palmera así como las ventanas, persianas y hasta  las vigas de las casas.
Y se quedan boquiabiertos admirando esas auténticas obras de arte con estrellas, flores, medialunas y hasta cruces y muchas en sus dinteles con manos de Fátima para proteger a sus moradores de la envidia.
Les comenta que por los golpes en la aldaba sabían si quien llamaba era hombre, mujer, familiar o extraño.
Le explica Habibi que las calles  son estrechas a efectos de frescura, para hacer que entre menos  calor  y por sus estrechos pasillos circule más el aire…”

cementerio musulman

“…Y juntos llegan a un cementerio que más que cementerio parecía un jardín  con vistas al  mar.  Pero observan que no encaja del todo con  la imagen de los anteriores cementerios que había visitado.  Todos sabían que los muertos tenían que mirar a la Meca, de modo que todas las tumbas tenían que tener esa orientación para facilitarles el trabajo.  Lo que no comprendía es por qué no todas estaban orientadas en la misma dirección, lo que tendría que ser lo lógico, y que no todas fuesen de un mismo color. Habibi les explica que las que no miraban hacia la Meca  eran de los  andalusíes que se hacían enterrar mirando hacia Al-Andalus, y que las tumbas verdes eran de los afortunados que pudieron cumplir uno de los cinco pilares del Islam, la  peregrinación  a la Meca al menos una vez en la vida.    Esos podían descansar más en paz que los otros.
Saludan   a Munir, el esmerado jardinero, que cuando se entera que algunos son españoles les lleva a un rincón escondido  y cortando unas bellas flores se las ofrenda como el máximo tesoro:
—Estas son las rosas de el Al-Adalus…”

mapa tunez

“…—Tras la expulsión  de España, Túnez  fue  el país   que mejor acogida les dio  a los andalusíes. Su   sultán no solo  les abrió sus puertas brindándoles  hospitalidad sino que también  alentó su afluencia hacia el país con exenciones de derechos de aduana y de impuestos.  Les proporcionó medios  de defensa así como  granos para sembrar. Los recién llegados  no se sintieron  extraños ya que se unieron a los otros que habían ido  llegando desde el siglo XIII en  oleadas sucesivas y  se  fueron paulatinamente asimilando a la población autóctona, logrando  ocupar  puestos de relevancia en la milicia, el comercio  y la administración.  Se ubican por estatus, en la medina los intelectuales, a su alrededor los comerciantes y artesanos, y los campesinos al norte en territorios despoblados…”

tunez primaveraarabe

“…—Nuestro presidente, como casi  todos los presidentes árabes, no era popular ni había sido elegido democráticamente. Estaba apoyado por los países del primer mundo que  tienen la mala costumbre de colaborar con estos regímenes corruptos con el argumento de que ponen frenos a los islamistas o la inmigración masiva que puede llegar a sus costas…”

“…Y reflexionando sobre el inesperado éxito de su primavera árabe:
—Quizá esta revuelta triunfó porque no fue organizada ni manipulada por ningún partido sino que las protestas surgieron espontaneas del pueblo.
Pero así y todo, tenían que reconocer que gran parte del éxito  se lo debía a la valiente actuación de los  militares que desobedecieron  las órdenes y en vez de disparar contra el pueblo se unieron a él…”

“…—Desgraciadamente contamos con el triste privilegio de ser uno de los países del que salen más jóvenes islamistas  a alistarse en la Yihad. Nuestros jóvenes, desilusionados y desesperados, al ver que encuentran salidas se van a los campos de Siria. Su frustración es utilizada y manipulada por fanáticos.
—Y es aún más paradójico cuando se piensa que somos uno de los países más democráticos de oriente medio y el único democrático de África.
—Quizá sea justamente por eso, ya que al haber libertad se animan más y saben  que siempre pueden regresar a su país sin ser perseguidos.
—Y esa misma libertad de expresión la usan los que captan combatientes. Es verdad que hay un lavado de cerebro ideológico, pero también les  ofrecen dinero y mujeres, algunos sabemos por experiencia propia lo fácil que es caer…”

desierto-calido-2

“…Se reúnen y celebran una gran cena.  Y al día siguiente se preparaban a emprender viaje  hacia su próximo destino, cuando Habibi les detiene y les dice:
—¡No os podéis ir sin conocer el Sahara! El 40 por cierto de nuestro país es desierto y se lo debemos a él nuestra personalidad. —Y con orgullo añade—: y a nuestro origen pirata,  bereber y  andalusí.  Además os tengo preparada una sorpresa.
Y ellos, en parte picados por el gusanito de la curiosidad, y en parte por amor a la aventura, estuvieron de acuerdo que marcharse sin conocer el desierto era como irse sin haber comprendido nada…”

lago salado

“…Al día siguiente parten ansiosos.   Tras una larga ruta llegan  a un enorme lago salado.  Lo  cruzan a través de una única carretera….

espejismos

“…—¡Estoy viendo cosas maravillosas!.. Palmeras, oasis, caravanas…—exclama Jadya
—Son espejismos —le explica pacientemente Habibi.
—Es imposible. Me niego a creer que estas imágenes no  sean reales.
—Son reales —le dice Omar—. No hace falta estar moribundo, o totalmente deshidratado  para ver espejismos.  La sal solidificada al recalentarse con el calor  actúa como un espejo reflectante.  Los rayos de luz que tendrían que llegar rectos al suelo se curvan por las diferencias de temperatura. Por eso no es de extrañar que veas todo invertido: la tierra se transforma en cielo, el cielo se trasforma en lago, el  mar en  un bello oasis y los objetos parecen flotar entre halos vaporosos.
—Y a cuanta más imaginación, más objetos…—corrobora José—, la imagen es real. Lo que pasa es que la vemos distorsionada.  Es como cuando vemos un palo dentro del agua  y parece que esta doblado u ondulante.
—Eso ocurre porque a través del agua, como a través del aire cuando hay diferencias de temperatura,   la luz no sigue la misma trayectoria…”

palmeradatilera

“…—Los dátiles son motivo de adoración. Son símbolo de la generosidad de Allah… Tienen propiedades afrodisíacas.  En nuestra cultura las palmeras simbolizan la unión entre el cielo y la tierra y son todo un símbolo de hospitalidad. Y con un dátil podemos resistir tres días sin comer.
—El final del Ramadán lo celebramos comiendo dátiles, que tras el ayuno nos saben a gloria.
—Es una costumbre establecida hace años entre los padres musulmanes, colocar un trozo de dátil, bien masticado, en la boca del recién nacido.
Van al museo de la palmera.  Aprenden con sorpresa que la  palmera datilera no es un árbol sino una hierba gigante que puede vivir hasta 300  años y da cada una alrededor de 100 kilos  de dátiles al año…”

matmata1

“…Llegan  a Matmata, un pequeño pueblo bereber al que  llaman el poblado troglodita, y nunca más exacta la denominación  ya que las casas estaban literalmente construidas dentro de la montaña, en  cuevas que fueron abrigo de bereberes durante siglos.   Este sitio fue elegido para rodar  escenas de la “Guerra de la Galaxia” y  representar casas del futuro.  Y a su director le gustó tanto que dejó el decorado intacto y ahora es toda una atracción…”

tuareg1

“…Se sentían ser personajes de “La amenaza fantasma” y se disfrazaban como los actores de la película.  Soñar no cuesta nada.
Pensaron que esta era la sorpresa que les tenía reservada Habibi.  Y se preparaban para volver pero cuál no sería su sorpresa al ver que esta no era la sorpresa sino que su amigo  les lleva aún más lejos, y descubren otros oasis donde se habían filmado otras películas.  Y allí en medio del  oasis aparece por fin su sorpresa, envuelto en una túnica añil que le daba un aspecto más fantasmal con un turbante que le tapaba la cabeza y el rostro del que solo se veían dos espejos negros que parecían delineados con Khol penetrantes como cuchillos.   Su nuevo guía se presenta y tras saludarles ceremoniosamente inclinando la cabeza les dice:
—La diferencia entre nosotros y los demás habitantes del desierto es que tiene tanta importancia para nosotros la mujer como el agua.
Aunque no comprenden bien el sentido de la frase ellas  se sienten halagadas…”

tuareg

 

“…Al atardecer se reúnen todos a  celebrar  el rito  de ese té.  Levantando la taza Gamal les explica:
—Nosotros lo servimos  tres veces: una por el huésped, otra por nosotros, y una tercera por Allah.
Ellas les explican que le dan tres hervores y cada uno con un  toque diferente.  El primero es fuerte como el amor, el otro amargo como la vida y el último dulce como la muerte.
Charlan animadamente saboreando  a sorbos lentos ese té dulce y a la vez amargo, fuerte y a la vez  suave  mientras contemplan  el sol declinar en el desierto hasta hacerse noche oscura…”

desierto strelalado

“…Y  durmieron en un hotel no de cuatro estrellas sino de un millón de estrellas iluminado y protegidos por la vía láctea que les hacía de techo, cada una diferente y a la cual más bella que la otra.  Aprendieron a vivir el momento. A no tener prisa. A no soñar con ser algo o alguien sino simplemente ser.  A dejarse cautivar por el silencio.  A sentir la calidez y suavidad de la arena bajo los pies, o  bajo sus cuerpos que se acomodaron en ese suelo blando como en el más cómodo y mullido colchón…”

(Fragmentos del Libro “La Quintaesencia de la Vida”)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *